domingo, 18 de mayo de 2014

¿Sistema del Futuro?


Luego de varios días sin tiempo para escribir algo ¡estamos de regreso!

Revisando antiguas anotaciones y partes de ideas de sistemas, me topé con un sistema diceless que había estado craneando y lo dejé de lado. Como suele sucederme muchas veces, lo releí y me pareció mejor de lo que recordaba y con un gran potencial.

Desde hace tiempo que vengo pensando, leyendo y debatiendo sobre el presente y futuro del rol, sobre la tecnología aplicada a estos juegos, y mi propia experiencia al respecto. Si bien hoy los Hangouts de Google son una gran herramienta para el rol a distancia en tiempo real, existen otros métodos más cómodos y con menor preparación, como los emails, los mensajes de texto, Whatsapp, chat de Facebook y demás. El principal problema de estos métodos es el tiempo que tarda en desarrollarse una partida y el uso de dados u otro randomizer, teniendo que acceder a aplicaciones o sitios externos para realizar esos procesos. Bueno, ahí es donde entra en juego este sistema sin azar, pero con estrategia, poder narrativo y suficiente simpleza como para poder tener las reglas y los personajes en la cabeza.

Basta de cháchara

Siempre me gustó la idea de dejar en manos de los jugadores una cuota de riesgo, lo hice con Diezlados y sus puntos de esfuerzo, y está presente en este sistema que, siguiendo el estilo del juego que usa 1d10, se llama Sindados. La mecánica de fondo es un pool de puntos que tendrán cada uno de los jugadores para sus personajes, y un un pool de puntos que tendrá el DJ para sus acciones. El juego consiste en realizar apuestas de estos puntos entre el jugador y el DJ. Una vez hecha una apuesta, el otro puede aumentarla en 1 punto o retirarse, perdiendo el duelo. Todos los puntos apostados, tanto del DJ como del personaje se pierden, se haya salido victorioso o no. Cada ronda de la apuesta debe ser acompañada de una narración que justifique ese ida y vuelta, como por ejemplo, en una acalorada discusión entre un personaje aristócrata y un revolucionario manejado por el DJ, cada subida de la apuesta puede significar grandes contestaciones, puestas en ridículo, expresiones de incredulidad, y cualquier otra cosa presente en un altercado del estilo. Los puntos se recuperan declinando un duelo de entrada, es decir, aceptando una derrota, y, en el caso de los jugadores, también interpretando aspectos de sus personajes. La clave está en administrar los puntos para usarlos en los momentos que el jugador, y también el DJ crean conveniente.

Además de usarse para resolver las acciones de los personajes, los puntos pueden usarse para introducir cambios narrativos en lo que sucede. Según la cantidad de puntos apostados, se podrá generar un hecho, intervención o descubrimiento inesperado, determinado según la resonancia que cause ese suceso.

¡Continuaremos con más novedades y avances de los juegos!

1 comentario:

  1. Me parece Barbaro que le des un nuevo impulso a tu emprendimiento

    ResponderEliminar